martes, 16 de abril de 2013

Prinzipito, 21-01-2013

El pasado viernes a media mañana me encontraba en El Corte Ingles de Serrano dispuesto ha realizar unas compras, iba ensimismado en mis cosas y me pareció ver a María G pero no estaba completamente seguro, me fije con discreción desde la distancia en esta chica, iba vestida con una blusa de color oscuro, una falda de tubo ceñida hasta media rodilla también oscura y medias negras. Como soy algo tímido, la idea que se me ocurrió fue llamarla por teléfono y comprobar si era ella os parecerá que soy tonto de remate, pero allí estaba observando como un niño curioso, cual seria la reacción de esa mujer, efectivamente “era ella María G” coge el teléfono con esa voz tan especial y le pregunto que quiero verla me dice que imposible que esta de compras y después tiene una compromiso con un cliente que lo siente, le digo que con esa forma de vestir esta muy provocadora, se sorprende por los detalles que le doy e insisto que necesito estar con ella como sea, es curiosa la reacción de María G es como si intentase descubrir donde estoy pero no lo consigue y me dice que la siga, que ella va a los servicios me pregunta ¿Que prefiero si los de caballeros o los de señoras?, Respondo Caballeros por favor, me sube la adrenalina a mil, yo soy muy tradicional de cama, nunca he estado en una situación similar pero la deseo con todas mis fuerzas, cuando entramos no hay nadie, menos mal y nos vamos al fondo nos empezamos a besar inconscientemente con pasión y me dice que me suba al inodoro me bajo los pantalones y me la empieza a chupar que sensación mas brutal, en pocos minutos la veo que se sube la falda como puede y compruebo que no lleva bragas, María es una zorra inigualable como me gusta, se pone de espaldas para que la pueda follar mejor y comienzo despacio para no hacer ruido y no levantar sospechas, pero María cada vez gime con mas fuerzas y yo cada vez mas excitado en esta posición, me da igual que venga el mismísimo Areces con cuatro de seguridad, comienzo a moverme con mas rapidez hasta que me corro dentro de María, los dos terminamos a la vez dando unos berridos que se han tenido que oír desde la calle, en esta posición abrazados se ha dado la vuelta nos hemos besado otra vez con la misma pasión que al principio. Unicamente me gustaría añadir que esta chica es mas que una folla amiga con la máxima implicación que uno pueda esperar, las veces que he estado con ella siempre me sorprende a mejor, le doy la cantidad que hemos acordado 150 € por este encuentro furtivo algo menos de media hora, le intento invitar para tomar tomar un café y declina mi invitación por que se le hace tarde. Ahora si puedo decir que en El Corte Ingles puedes encontrar de todo, sobre todo mirones cuando salimos del servicio era lo previsible pero nadie molesto era como si fuese lo normal, solo falto una ovación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario