jueves, 23 de agosto de 2012

José, 23-08-2012

Soy de nuevo José, y quiero contaros, la última experiencia, quedamos a comer, María, Lucia y yo, donde siempre, llegó María, sin Lucía, no dije nada, porque creía que no le apetecia, comer ese día conmigo, entramos en el restaurante, cogidos de la mano María y yo , nos sentamos donde siempre uno enfrente del otro, admirando la belleza de María, llegó Lucía, estaba bellísima, con un peinado exuberante, me quedé, extasiado, ante tanta belleza, miré a María, y las dije que dos bellezones, tengo enfrente, pedimos la comida, mientras María me metía mano con su pie, yo bebía, agua, Lucia, dijo que pasa, se lo dijimos, que estaba empalmado, por culpa de un pie, no se lo creía,y María la empezó a tocarla el pecho, y enseñarmelo, Lucía sorprendida, se están dando cuenta todos, los que estaban, comimos, y nos fuimos al apartamento y María, me insinuó algo del vestido, entonces al entrar al ascensor, levanté el vestido, toque su chocho, y Lucía, que haceis que incómodo con bragas, María se las quito, y yo la dejé a Lucía con los pechos viéndose, así nos fuimos corriendo al apartamento cuando paró el ascenso, Lucia con los pechos fuera y María con las bragas en la mano. Entramos, y en la habitación entré con Lucía, su rostro es de una niña que no ha roto un plato y una mirada picaresca, nos empezamos a besar, y ha desnudar, llegó María cogió a Lucía, y la magreo, todo su cuerpo, mientras yo comía el culo, a Lucía, que estaba delicioso, después, me cogieron, la dos besándome, y comiéndome todo mi cuerpo, después yo las comí a las dos sus chochitos deliciosos, extasiados de placer, las tuve que dejar, se quedaron las dos en plena faena, retozando una de otra, que pena pero mis obligaciones, me obligaron a dejarlas

No hay comentarios:

Publicar un comentario