lunes, 4 de octubre de 2010

Arturo brito, 30-09-2010

Esta semana pasada volví a Madrid con ganas de beneficiarme a MariaG. Tras la segunda visita uno descubre si la chica que tienes delante merece la pena: o vuelves denuevo o la descartas definitivamente.
Creo que iré una tercera vez: disfruta follando como si fuese hombre, tiene una conversación inteligente y no se hace la remilgada para que pase el tiempo. Además, siempre hay sobre la mesita de noche una caja de condones.
No necesito más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario