domingo, 11 de abril de 2010

Thespirit, 11-04-2010

Fecha : Abril del 2010.

Si antes estaba en mis pensamientos, después de esta cita lo estará más que nunca.

Llegué tarde debido a que mi viaje se retrasó. Y si alguien tiene que esperar, lógicamente, que sea yo. Pero fue al revés. Aunque ese día, tenía la aureola de ángel.

Esa cara tan linda y esa sonrisa consiguieron que el cansancio acumulado desapareciera, al menos de mi mente.
El morbo que desprendía, consiguió, desearla más que nunca.

Besó, acarició y mordisqueó todo mi cuerpo. Y como afortunadamente, éste cada día se comporta mejor, dejé que me hiciera disfrutar ya que nunca antes lo podía aguantar tanto tiempo sin sentir las dichosas cosquillas.

Después, bajó un poco más y se dedicó a hacer lo mismo con mi miembro. También la dejé pero aquí menos tiempo porque sabe que me encanta hacer lo mismo y aunque estaba en la gloria la pedí que se diese la vuelta para poder intentar hacerla disfrutar con un 69.

Cuando mi deseo de penetrarla se hizo más patente, no hizo falta insistir. Se incorporó y se subió sobre mí.

Y mientras ella se movía a su antojo, yo podía besarla, mordisquear sus pechos, acariciarla, ..., hasta que decidí sujetarla por esas nalgas que me vuelven loco y seguir disfrutando así durante unos instantes más.

Tras algún cambio de postura, no pude más y terminé, sin lugar a dudas, la mejor experiencia que jamás he tenido con ella.

Tras unos minutos de charla, la cita llegó a su fin. Me hubiera encantado repetir pero tras pensarlo muy seriamente, el cansancio pudo más.

Me despedí de ella hasta unos días después donde volveríamos a vernos en el bukkake.

Al marcharme, tuve un pequeño sentimiento de culpabilidad. Ese día había disfrutado como jamás antes lo había hecho. Y aunque fui yo quien la avisé que la hora había terminado, ya que ella no se había dado cuenta, creo que no pude conseguir que ella disfrutara tanto como yo.

Pero como nos conocemos hace ya tiempo, sé que será feliz sabiendo que ese día fui el hombre más feliz del mundo. Gracias a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario