lunes, 8 de febrero de 2010

ecores 2000, 28-12-2009

Por fin he podido conocer a nuestra inestimable Maria y aprovechando que grupi pide experiencias hay va la mia.
Poco hay que añadir a cuanto se ha dicho hasta ahora pero en cualquiera de los casos y dado la multitud de veces que me he aprovechas de vuestras aportaciones os hago un breve resumen.

Nombre: Maria G
Nacionalidad: Española, sin duda
Descripción y edad: de estatura media, 1,65 m aproximadamente (que mal se me da), y 31 tal y como indica ella y creo que aparenta alguno menos.
Lugar: Piso en zona de Alberto Alcocer
Instalaciones: En mi opinión muy apañado pero no me fije mucho por que tenía cosas mejores que mirar
Tarifas: 160 euros 60 minutos incluido apartamento
Valoración del servicio: 9/10 (la perfección no existe pero se le aproxima)
Físico en general: 8/10 no es el típico bombón recauchutado sino una preciosidad nacional. Mas guapa al natural que en la fotos
Frances: Increíble rico y sin goma
Griego: No lo probé.
Implicación general: 9/10

La experiencia
Mariag era una espinita que tenía clavada ya que por la incompatibilidad de horarios y motivos laborales así como que no suelo poder organizar nada con antelación y me había sido imposible concretar ninguna cita con anterioridad todavía no la conocía.

Ya en una ocasión estuve a punto de quedar con ella y finalmente no pudo ser y de lo cachondo que estaba tuve que acabar pelándomela como un mono.

A lo que iba hoy 28 he conseguido finalmente conocer a una de las musas de estos lares y tras concretar la hora (mediodía) me dirijo a los apartamentos de Alberto Alcocer impaciente como un adolescente en su primera cita, no sin antes avisar que soy un pervertidillo de la lencería de mujer, por motivos que contare en alguna ocasión.

Empezaron los problemas ya que por causas ajenas a ambos se retraso un poco (joder con el trafico y las obritas del gallardon), sin embargo la espera mereció la pena aunque luego estuve un poco pillado de hora.

Nada mas abrir la puerta veo una preciosidad nacional vestida solamente con un conjunto de lencería que la quedaba de maravilla, con su tanguita negro semitransparente, su medias, su liguero su batita transparente y su corpiño. Fue verla y no había terminado de darla dos besos cuando ya estaba que reventaba. La realidad superaba mis fantasías.

Tras lo preliminares monetarios de rigor me informo que con las prisas le faltaban por sujetar la tiras de atrás de los ligueros que si podía ponérselas, y uno que es un caballero intento hacer el favor solicitado para lo que Maria estando de pie se agachó poniendo el culo en pompa para facilitarme la labor. ¡¡¡¡¡Joder¡¡¡¡¡ que primorosa visión con el culo en pompa y viendo el tanguita bien metido en el culo y marcando los labios. No pude evitar empezar a besarla en el precioso trasero que tiene, pero entre los nervios y la excitación y mi propia torpeza fue María la que tuvo que terminar de poner los tirantes, semejante visión era excesiva para mi ya que tener su preciso culito a la altura de la cara y poder casí oler su sexo me estaba matando de deseo.

Por eso me castigo y tras levántame, poniéndose ella de rodillas y tras sacar al soldadito que estaba luchando por salir y ya a punto de salpicar lo empezó a chupar suavemente, jugando con él y dándole lengüetazos desde la punta hasta la base y al revés para alternar metiéndose la punta nada mas y ensalivándola bien. Viendo que ya estaba a punto de correrme y tras terminar de desvestirme ella lentamente y sin sorprenderse por nada al ver lo cachondo que estaba entre otras cosas, (increíble detalle de profesionalidad no sorprederse por nada y hacerme correr en ese mismo instante) me hecho en la cama y se sentó encima de mi a horcajadas para continuar lamiéndomela, no sin antes indicarme que mirase al espejo de la pared para disfrutar correctamente de la visión. Esto ya era demasiado y le aviso que va a haber fuegos artificiales de un momento a otro, así que para y se sube un poco poniendo al soldadito en la puerta del placer por lo que empecé a notar un calorcito muy rico y una humedad mejor aún. En este momento hice un supremo esfuerzo de auto control para no correrme ya mismo y metérsela hasta el fondo ya que tenía el soldadito temblando de necesidad. Finalmente se impuso la razón y tras la gomita de rigor fue cosa de dos meneillos por que empezó a cabalgarme y por mucho que traté de concentrarme me corrí viendo como se movían los pechos al alcance de mis labios.

Tras un poco de descanso y conversación amena y agradable el soldadito (suelo ser de uno solo disparo) empezó a reaccionar a las caricias casuales de María (de casuales nada pero eso parecía) y empezó a hacerme una mamada antológica (chupando, lamiendo, tragando, engullendo, ensalivando y un largo etc) al tiempo que yo miraba en el espejo el precioso culo de María todavía con el tanga puesto y cada segundo que pasaba mas cachondo me ponía.

Recordando la deliciosa humedad que anteriormente había tocado, le metí unos dedillos juguetones por debajo del tanga y efectivamente pude notar, como ella así me comentó, que estaba bastante mojada. En ese momento mi único deseo era no correrme otra vez tan rápido y poder comerla el coño y disfrutar de la humedad de su sexo, limpiarle el tanga a lengüetazos y lamerla hasta que se corriese en mí boca. Tuve que hacer otro supremo esfuerzo de auto control y finalmente prevaleció nuevamente la razón.

Me pregunto si quería correrme en su boca pero yo quería follarmela otra vez y disfrutar de la calidez y humedad que no podía saborear, así que gomita y misionero disfrutando de su cara de placer al tiempo que la penetraba. No se si se corrió o lo fingió ya sabéis que con estas cosas nunca se sabe pero creo que disfruto hasta que me corrí.

Quedaba ya poco tiempo y desgraciadamente tenía prisa, pero cuando ya me había marchado y me acompañaba a la puerta iba detrás de ella disfrutando viéndola el culito que tiene con las medías y los zapatos puestos que me estaba poniendo otra vez cachondo, es mas cuando iba de vuelta al curro me llevaba los dedos previamente a la nariz para poder recordar su aroma y me estaba poniendo tan cachondo de recordar la experiencia disfrutada que hasta el roce de la ropa me estaba poniendo bruto (JODER si es que soy un pervertidillo) Al final de lo burro que iba pajilla nada mas llegar a la ofi.

En resumen un delicia de mujer con la que he disfrutado como hace mucho tiempo no solamente tiene un físico delicioso sino que es simpática, agradable y divertida te da la impresión de que la conocer de hace tiempo.

Físicamente es ella misma al natural desprendiendo sensualidad, morbo, erotismo y deseo sexual. Unos pechos naturales que prefiero a los globos de silicona y un culito firme y del tamaño ideal con unas bonitas piernas acompañados de una cara bonita y unos ojos que cautivan con una mirada que parece decir que vas a pasar uno de los mejores momentos de tu vida.

Sin duda lo mejor de todo es su implicación y su buen hacer, en todo momento busca que estés a gusto y disfrutes.

El que busque una bombi siliconada que se olvide por que no es el caso ni tampoco es el tradicional pivón, el que busque una chica guapa morbosa y sensual esta tardando en llamarla.

Repetiré sin duda, hoy se supone que era un regalo de reyes que me hacía anticipado, pero me parece que se lo apunto a papa noel y a los reyes se lo vuelvo a pedir otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario