miércoles, 19 de agosto de 2009

Lucaprodan, 16-04-2009

Bueno, os dejo otra de las experiencias con Maria (lo que sí os pido es que no penséis mal, tengo adicción por esta chica, y es con quién mejor me lo he pasado)

Pues estaba en casa y decidí llamarla, estaba en su coche dirección a su casa y le pregunté si podría venir a la mía (esta vez no te fallé, eh!), a lo que contestó que sí, que encantada. Me dijo que tenía que aparcar en un garage, puesto que era difícil aparcar por mi zona, y que tendría que ir a recogerla allí. Yo le ocntesté que sí, pero que tendría que ir sin ropa por la calle, no sin ropa interior, sino sin nada más...

Llegó la hora y fui a buscarla, la encontré y !¡¡¡pensaba que no se atrevería!!!, pero se estaba quitando su tanguita y su faldita, no veais la cara que puso el que conducía el Q7 que en ese momento pasaba su lado y la cara que pusieron los que le acompañaban, jajajaaj, la verdad que me moría de la verguenza, pero aumentó mi morbo... UFFF, de llo que es capaz esta mujer...

Bueno, pues andando por la calle, nos ibamos riendo, y nada, hablando de cosas tan triviales como el frío que hacía, sobre todo en su coñito, que tendría que trabajarlo bien, porque sino iba a estar difícil que disfrutáramos, pero bueno, finlamente llegamos a mi portal, la verdad que era un poco tarde y estaba oscuro, y de repente vi como se le iluminaban esos ojazos que tiene, y pensé... NOOOOOO, QUE NO ME LO PIDA!!!, es más, cuando le iba a decir cualquier cosa para disimiluar y coger el ascensor, me dio un beso con lengua, in-cre-i-ble y me soltó al oido... FOLLAME EN LAS ESCALERAS!, se me acaba de quitar el frío de mi coño y está ardiendo, y quiero que me lo apagues... así que, como dije en el anterior post, ella mandaba y me vi en las escaleras bajándome un poco el pantalón, pero ella casi me arranca los botones y se la metió allí mismo, delant de la puerta de uno de mis vecinos, en el segundo piso.

Al principio estaba acojonado, imaginaos si en ese momento aparece cualquiera, o a uno de ellos se le ocurre sacar el perro y se baja por las escaleras... bueno, ella no se cortaba ni un pelo y me pedía más. Como veía que estaba medio cortado, se giró, me dio un besazo increible y se separó de mi polla y la comenzó a mamar como si fuera lo último que iba a hacer en su vida, tragó y tragó, pero con esa delicadeza que ella sabe hacer tan bien, pero a la vez tan profunda y tan... no sé como describirlo, que hace que llegase al punto en el que me iba a correr, pero se dio cuenta y paró. Me vistió y seguimos subiendo por las escaleras.
Evidentemente, no se estaba con las manos quietitas, las tenía en mi paquete y la sacaba con maestría (no sé porque me la metió segundos antes en el pantalón) y se antojó que hiciéramos una foto de ese momento (ya la postaearé, pero es que principalemnte sale mi herramienta y no creo que a ninguno de vosotros le ponga demasiado, pero si alguna de las chicas o MAría la quiere ver, pues que lo comente y la ponemos, jejeje).
Como imaginais, un piso más arriba, no se pudi contener y me la sacudió hasta que se la metió en su boa y después en su culo y a follar, quería que me corriera así, pero cuando iba aterminar, me separé y acabé en su boca, y tragó con gusto, me dijo que no quería que el portero tuviera que limpiar nada por su culpa, si es que... siempre pensando en los demás.

TRas esto, llegamos a mi casa tranquilamente y nos tomamos un refresco, le ofrecí champán, pero tenía que conducir, y lo rechazó "por esta vez, pero no la gastes, porque tngo algún juego que hacer contigo y esa botellita", me dijo.

Bueno, nos fuimos a mi cuarto y allí se quitó la pca ropa que le quedaba y su abriguito rojo, que me encanta, se quedó como la otra vez, con sus medias y sus botitas, y me preguntó que si quería así o se quitaba más ropa, se la quité yo, y no me pregunteis como, pero eso se empezó a poner dura de nuevo y os podréis imaginar como acabó todo, jajaja

AL final, cmo buen caballero, le acompañé de nuevo a su coche, y se vistió allí mismo, la falda y las braguitas quiero decir, pero esta vez no pasó nadie, ¿quién sabe si la próxima vez pase alguno de vosotros y montemos una fiestita improvisada, jajaja, que seguro que MAría se atreve, no me cabe duda.

Pues esta es la segunda de mis morbosas historias con este cielito de mujer

Un besito MAría, pero ya sabes donde

No hay comentarios:

Publicar un comentario